Estudios sobre ondas electromagnéticas demuestran…

Las ondas electromagnéticas correspondientes a  longitudes de onda en rangos de frecuencias entre 30MHz y 18GHz son las correspondientes a las de alta frecuencia  y son las que se utilizan para la transmisión inalámbrica de señales (telefonía móvil, DECT, WIFI, WLAN, TDT, RADIO, RADAR, WIMAX,…).

La radiofrecuencia es  radiación no ionizante de carácter  puramente electromagnético que engloba a las microondas.  Sus características son muy diferentes debido a la variabilidad de aporte de energía y su capacidad de penetrabilidad.

Es sabido que en los 2,45 GHz, se encuentra la frecuencia de resonancia de la molécula de agua,  este es un motivo por el cual se  emplea  esta radiación para elevar la temperatura en  los hornos de microondas.

Esto nos lleva a pensar que al igual que  nosotros, seres vivo cuyo cuerpo está constituido por ¾ partes de agua,  los preparados de remedios naturales cuyo soporte y vehiculo  es el agua,  se  encontran expuestos a una gran influencia de radiaciones electromagnéticas que pueden interferir y alterar la frecuencia energetica que tienen gravada repercutiendo desfavorablemente en su capacidad terapeutica

Dentro del campo de la Geobiología, estudios y experiencias realizadas nos han facilitando datos e información suficientes como para entender la infinita e inevitable conexión a nivel energético, que como organismos vivos, tenemos con la energía de nuestro entorno. Esta conexión de intercambio energético nos hace partícipes de La Vida pero también influenciables a la energía  procedentes de lo que nos rodea. Vivimos en un mundo de apariencias donde la realidad no es lo que parece y el hecho de pensar  que la naturaleza del  ser humano es materia se aleja mucho de esa realidad. Ya Alfred Einstein formuló en su día que la materia es energía.

Cada vez más investigaciones científicas constatan la naturaleza bioeléctrica y vibracional del ser humano y que todo los procesos químico orgánico están condicionados por vibraciones electromagnéticas. El también físico Lakhovsky  formuló que todas las células de los seres vivos emiten y reciben radiaciones electromagnéticas y que su capacidad de resonancia armónica con su entorno  será lo que favorecerá su vitalidad y bienestar.

La  nueva visión de la vida y del ser humano que nos aporta la física cuántica  nos hace descender a descubrir  que todos los mecanismos de la vida son regulados por oscilaciones electromagnéticas muy precisas y que la coordinación intercelular e interorgánica se realiza a nivel de estas ondas electromagnéticas cargadas de información que a modo de lenguaje intercelular a través de ondas vibratorias, es específica  para cada órgano y función.

Esta condición electromagnética es la que permite escoger la información que se  puede enviar a las células cuando un problema empieza a manifestarse, pudiendo ser la corrección o información transportada a través de un remedio terapéutico con su propia composición electromagnética.