“La enfermedad nunca será curada o erradicada por los actuales métodos materialistas, por la sencilla razón de que la enfermedad en su origen, no es material” – Dr. Edward Bach

La terapia vibracional actúa a un nivel suprafísico y el vehículo que utilizan estas vibraciones es el agua, que como es conocido, compone del orden del 80% del cuerpo humano. La vibración armónica de las preparaciones de Flores de Bach que el agua pura, el Sol y la esencia de la propia planta proporcionan al remedio, puede ser alterada por las radiaciones electromagnéticas procedentes de la tecnología moderna.  De aquí la importancia de proteger estas preparaciones para que su vibración armónica permanezca inalterada y pueda cumplir su objetivo terapéutico, función de protección que, en mi opinión, cumple adecuadamente el estuche “Buit”.

 

Alicia García

Médico y Terapeuta Floral